domingo, 27 de julio de 2014

SOMOS LO QUE COMEMOS

Todos hemos oído " Estilo de vida saludable" alguna vez. En ocasiones nos lo han recomendado. A diario esas cuatro palabrejas salen de mi boca ordenadamente, instruyendo a los pacientes; Pero... ¿es fácil llevarlo a cabo?


dieta sana y ejercicio hacen estilo de vida saludableEstos pensamientos me corren por la cabeza mientras pego un mordisco a mi sándwich en el tren (desde luego, ni es una comida saludable ni es el lugar idóneo), camino de una guardia donde apenas beberé agua para no perder tiempo en ir al servicio (y así de paso entrar en fracaso renal), donde cenaré rápidamente mis tres buenos platos grasientos con su postre (cena nada equilibrada para complementar la dieta) y en la que dormiré en toda la noche una hora y media cuando pueda (para acabar como un zombie), alterando así el ritmo del sueño en los próximos dos días(¡¡y el circadiano de mis hormonas!!), que por supuesto no restableceré de nuevo ya que se enlazará con la siguiente guardia.

Para que luego me diga mi abuela (cuya vida tranquila en el pueblo le permite culturizarse con "saber vivir") que cómo es posible que siendo médico, no sepa cuidarme...

Como vemos, llevar una vida saludable no siempre es fácil  y más estando sometidos a este ritmo de vida acelerado en que falta tiempo casi hasta para sentarte a comer (sin ir más lejos, en mis guardias de hospital ¡¡se vuelve casi imposible!!). Pero tras dos meses de rotación por Endocrino, he podido aprender que una de las piezas clave del "Estilo de Vida Saludable" sin duda es La Dieta ("Somos lo que comemos", como dice la nutricionista Mónica Katz), y debemos esforzarnos por realizarla lo más equilibrada y saludable posible; así nos mantendremos sanos y evitaremos la aparición de múltiples enfermedades.

somos lo que comemosLa dieta equilibrada no es una dieta yo-yo, de esas que consiguen quitarnos unos kilos de encima en poco tiempo... para que vuelvan a reaparecer. La dieta equilibrada es una forma de vida, que deberíamos adoptar desde niños(o bien desde el momento en que sabemos de su existencia). Como venimos diciendo, no siempre es fácil llevarla a cabo y además la pérdida de peso no es inmediata, por lo que a muchas personas les desmotiva al poco tiempo de engancharse a ella. Pero si la comenzamos a llevar a cabo, la vamos incluyendo dentro de nuestros hábitos... iremos viendo como nuestro peso tiende a normalizarse y enfermedades como la diabetes, la hipercolesterolemia, la hipertensión arterial, las cardio-vasculares(Infartos cerebrales o cardíacos), las osteopatías... y un largo etcétera, se corrigen o incluso llegan a desaparecer.

Aunando las recomendaciones aprendidas estos meses, de forma breve os las expongo en 5 puntos:

1. ¡¡Fuera todas las grasas saturadas!! Es grasa que engorda, y además contiene coleterol del malo, del que se pega en nuestras arterias estrechando sus calibres(con el riesgo que conlleva para nuestra salud).
¿Dónde los encontramos?
Aceites vegetales como lo son el de palma y el de coco (así como la bollería, galletas, snacks, salsas y demás productos que se elaboran con ellos), mantequilla, margarina, embutidos y derivados cárnicos(panceta, chistorra, foie gras, salami, longaniza...) y lácteos como queso curado o leche entera.
Por el contrario, el Aceite de Oliva por su alto contenido en ácido oléico (grasa monoinsaturada) presenta efectos positivos sobre la salud, siendo por ello muy beneficioso su uso.

2.Desayunar SIEMPRE, tomándonos esta comida como la más importante, ya que será la que nos aporte energía para todo el día. Deberá incluir 1 pieza de fruta (si incluímos su propia fibra, comiéndola a mordiscos o troceada, mejor, ya que así tomamos también su fibra), hidratos de carbono (puede ser 20-30 g de pan integral con un chorrito ó cucharadita de Aceite Oliva Virgen) y un lácteo desnatado.

3. Realizar más de las 3 comidas al día habituales (Desayuno, Comida y Cena) para no pasar hambre entre horas y llegar a la siguiente comida con excesivo hambre que obligue a ingerir más de lo necesario. Así lo suyo sería hacer Media Mañana y Media tarde, tomando una pieza de fruta o un lácteo desnatado.

4. Organizar nuestra alimentación diaria intentando seguir este esquema: 

reparto de los grupos de alimentos en una dieta equilibrada


De tal forma que la mitad de lo que comamos sea verdura/ensalada, un cuarto sean proteínas (carne, pescado ó huevos) y el otro cuarto hidratos de carbono(pan, legumbres, patata...); evitando al cocinarlos las formas fritas y rebozadas.
Además, hay que intentar tomar 5 piezas de fruta a lo largo del día.

5. Darse algún capricho alguna vez al mes de algún alimento "no permitido" para no crear ansiedades ni mal estares (sin excederse ni pegarse un atracón), puesto que, como ya os he comentado, se trata de una forma de vida y hay que acostumbrar al cuerpo a los alimentos sanos, pero sin castigarnos a no probar los "pequeños pecados culinarios" que ¡¡ tan ricos están !!


BIBLIOGRAFÍA:https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/nutrition.html







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...