domingo, 4 de junio de 2017

CONSEJOS PARA VIAJES INTERNACIONALES


cámara fotos con letras "travel"
Pronto daremos la bienvenida al verano y con el, ¡¡a las ansiadas vacaciones!! Para todos aquellos que estéis barajando destinos internacionales, os será útil echar mano de unos breves consejos si no queréis que entre vuestros recuerdos impere "una idílica semana con vistas al WC" o "una estancia con todo incluído en un medio hospitalario".

De todos es sabido que los profesionales sanitarios somos muy majos en todos los rincones del mundo, pero cuando uno está de vacaciones, todo resulta mejor con nosotros al margen... Por ello, ¡tomad nota!


ANTES DEL VIAJE

  1. Visitad a vuestro Médico de Familia sobre todo si tomáis alguna medicina de forma crónica para que os expida las recetas necesarias y así tengáis medicación suficiente para todo el viaje.
  2. Acudid al CAISS (centros de atención e información de la Seguridad Social) más cercano para familiarizaros con el sistema de asistencia del país de destino así como conocer la cobertura de vuestro seguro.
  3. Pedid cita en los Centros de Vacunación Internacional para que os informen sobre las vacunaciones o quimioprofilaxis necesarias dependiendo del destino y motivo del viaje.
  4. Al hacer la maleta, no os olvidéis de dos imprescindibles:
    • Ropa y Calzado
      • Ropa cómoda, de fibras naturales (algodón, lino...) y de colores claros si viajáis a zonas cálidas.
      • Calzado amplio y ventilado, sobre todo en zonas cálidas para evitar la infección por hongos. Calzado sólido si se viaja a zonas habitadas por serpientes.
    • Botiquín
      • Echad siempre un desinfectante y material de cura de fácil aplicación por si hubiese que curar alguna pequeña herida.
      • Cremas solares para evitar quemaduras.
      • Repelentes de mosquitos (sobre todo en zonas de Paludismo o Malaria) para evitar su picadura.
      • Sales de rehidratación oral (suero oral) por si hay diarrea.
      • Antihistamínicos en caso de ser alérgico.

DURANTE EL VIAJE

  1. Sacudid sábanas y mantas antes de acostarse, así como ropa y calzado antes de vestirse, por si algún insecto u animal se hubiese colado entre ellos. Además, evitad un contacto próximo con cualquier tipo de animal (incluidos los animales salvajes, cautivos y domésticos) en aquellos lugares donde es probable que exista infección.
  2. Si el clima es cálido y húmedo, se desaconseja los esfuerzos excesivos y exagerados que podrían ayudar a la deshidratación y el agotamiento. Además, es recomendable tomar líquidos ricos en sales minerales y evitar la exposición al sol o al menos hacerla de forma progresiva, usando sombrero, gafas de sol y crema protectora.
  3. El agua es un importante transmisor de enfermedades infecciosas, por tanto, a la hora de beberla, sólo hacedlo de la que ofrezca suficientes garantías o agua embotellada abierta en vuestra presencia. ¡¡Ojo!! Los cubitos de hielo pueden estar preparados con aguas contaminadas, por lo que no los admitáis. Las bebidas calientes elaboradas con agua (té o café) ofrecen mayor garantía por la temperatura a la que se someten.
  4. Seleccionad y preparad con cuidado los alimentos:
    • playa con furgoneta hippy
    • No ingerir verduras crudas.
    • Las carnes y pescados deben estar suficientemente cocinados.
    • Consumir sólo fruta pelada.
    • Prestar especial atención a la repostería y los helados por su fácil contaminación.
    • No consumir leche ni derivados sin higienizar.
  5. Mucho cuidado con los baños:
    • El agua dulce puede estar infectada por larvas que penetran en la piel y producen enfermedades. También mucho cuidado con las aguas contaminadas por excrementos humanos y animales, ya que pueden ser vía de transmisión de infecciones de ojos, oídos e intestinales. Sólo son seguras las piscinas con agua clorada.
    • El agua salada, sin embargo, no implica riesgos de enfermedades transmisibles. No obstante, pueden existir picaduras de medusa, ciertos tipos de peces, corales, crustáceos, mariscos y anémonas de mar tóxicos.
  6. Las alteraciones digestivas son muy frecuentes por las modificaciones en la alimentación, los horarios, el hábitat... por lo que es recomendable saber:
    • La diarrea es lo más frecuente, sobre todo en los que viajan a zonas subdesarrolladas. Su origen radica en la ingesta de alimentos en malas condiciones, por lo que se combate haciendo un buen cuidado con los alimentos y bebida. El uso de probióticos no está recomendado de forma general.
    • El estreñimiento se puede producir por transgresiones dietéticas y modificaciones en los hábitos alimenticios, así como la inmovilidad prolongada. Por lo que se recomienda una dieta saludable y la ingesta de mucho líquido, así como la actividad física.
    • Dolores de estómago, que suelen estar causados por abusar de picantes, condimentos, alcohol y frutas ácidas. Basta a veces con reestablecer el equilibrio alimentario para subsanar el problema.
  7. Evitad contagio de infecciones de transmisión sexual (ITS) como son hepatitis B, el VIH/SIDA, la gonorrea y la sífilis. Éstas se contagian de persona a persona a través de prácticas sexuales inseguras, por lo  que se puede disminuir el riesgo evitando las relaciones sexuales esporádicas sin protección o haciendo uso de los preservativos. 

DESPUÉS DEL VIAJE

Algunas enfermedades tropicales no se manifiestan inmediatamente, pudiendo presentarse bastante tiempo después del regreso. En el caso de que se necesite acudir al médico, deberá informarle de que ha realizado un viaje en los últimos 12 meses a una zona tropical o país en vías de desarrollo.




BIBLIOGRAFÍA
https://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/sanidadExterior/salud/consejosViajero.htm




1 comentario:

  1. ¡Que barbaridad!, la de cosas que pasamos por alto al planear las vacaciones. Nos has proporcionado una información muy completa y valiosa. Muchas gracias. Por cierto, acabo de cancelar mi viaje al Caribe y mejor me voy al pueblo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...