domingo, 26 de octubre de 2014

SALIENTE DE GUARDIA

Hace poquito, mi Resi pequeña Helena me propuso ¿por qué no hablas en la próxima entrada del Saliente de Guardia? Muchos os preguntaréis qué tiene de especial ese momento para escribir unas líneas sobre ello; otros en cambio ya estaréis con una sonrisilla recordando alguna locura postguardia... pues bien, tanto para conocerlo como para recordarlo, os pongo en situación...

Es papi que vuelve de la guardia, mami ¿lo apuntalo?Tras una intensa jornada de 17 ó 24 horas de trabajar a destajo, sin parar apenas para nada... llega el momento más esperado: el Pase de Guardia.
Es justo en ese momento cuando das por finalizada la Guardia, y ya sólo piensas en desayunar. Te acomodas alrededor de la mesa de la salita del fondo; a veces sobre una silla, a veces sobre la pared... pero ¡¡ te da igual!! Porque ya sabes que en breves serás libre para desconectar de la medicina.
Durante el pase, si logras vencer a ese sueño maldito que se aferra de los párpados y los hace caer lentamente... se cuentan los pacientes que están en urgencias para que mentes más despejadas (de los que entonces entran) continúen con su atención.
Al terminar el Pase, sólo hay un último obstáculo que aún te distancia del merecido desayuno... un increíble TOC (trastorno obsesivo compulsivo) que crece a medida que vas aumentando de "R" y te hace volver a revisar las últimas peticiones o tratamientos que, aunque sabes que están pedidas y prescritos, sientes imperiosamente la necesidad de comprobar.
¡Por fin llegas a la cafetería! A veces sientes la necesidad de un buen café que te logre dar energía hasta que pilles la cama, otras intentas ser sano tomándote una deliciosa tostada con tomate y excepcionalmente (o no tan excepcional) sucumbes a las señales de tu cerebro (glucosa!glucosa!glucosa!) cayendo en la tentación de zamparte una gran palmera de chocolate. Sea como sea, ese es tu momento y lo disfrutas.
Pronto te pones en marcha; estás Saliente y sientes que... ¡hay muchas cosas por hacer! 

  • La primera... hay que evitar aquél Sd. del moco (no recuerdo dónde lo oí) que puede desarrollar el residente al terminar la guardia: se va quedando pegado allá donde le surja (hablando con un compañero que tan sólo le ha saludado por el pasillo, en los vestuarios metiendo y sacando cosas en la taquilla como si no hubiera un mañana, en la lavandería pensando la talla de su pijama (que cambia casi a diario)...). 
  • La segunda, mantenerte despierto hasta tu destino (queda fatal cabecear mientras conversas con tu compañero de vuelta en el tren, o pasarte la parada del metro por haberte quedado dormido). 
  • Y las siguientes... cualquier locura/tonteria que en esos momentos tan vulnerables, en los que a pesar de todo te crees  capaz y merecedor de todo por haber sobrevivido a la terrible guardia, se nos pase por la cabeza.



Compañeras de la urgencia, tras una dura guardia
Helena y yo, salientes de guardia


Como imagino que habrá anécdotas de todo tipo, aquellos que hayan sucumbido a los efectos del saliente de guardia ¡os invito a compartirlas!


martes, 14 de octubre de 2014

ÉBOLA

virus productor de la efermedad del ébola

Ha pasado una semana desde el inicio de la crisis sanitaria en relación al 1º contagio del Ébola fuera de África. 
Aparecía un nuevo caso de Ébola, con la particularidad de que no había sido contagiado en áreas afectadas por este virus (Guinea Conakry, Liberia, Sierra Leona, los Estados de Lagos y Rivers en Nigeria y la Provincia de Ecuador en República Democrática del Congo). Se trataba de una trabajadora que había estado atendiendo a los enfermos por Ébola repatriados a España. Además, hasta su diagnóstico había llevado una vida normal, a pesar de llevar 6 días con síntomas. Entonces, el miedo cundió y comenzaron a surgir las preguntas...


interrogantes al contagio del ébola
¿Cómo se había contagiado si se había seguido el protocolo para atender a los repatriados? Esta pregunta nos la hicimos muchos sanitarios. Yo escribí sobre ello en la entrada anterior. Cada vez se cuestionaba más que los trajes para atender a estos enfermos estuvieran lo suficientemente preparados para protegernos; además a penas conocíamos cómo había que ponérselo o quitárselo ni había lugares específicos para hacerlo.
¿Cuántos contactos había tenido esta mujer desde que se iniciaron los síntomas? Vecinos de la localidad de Alcorcón, sanitarios que la atendieron cuando aún no se sabía el diagnóstico, así como cualquier persona susceptible de haber tenido algún contacto casual con ella o con los espacios por dónde ella se había movido desde el comienzo de los síntomas, se hicieron esta pregunta.
¿Cómo evolucionará la enfermedad en esta mujer? ¿Habrá algún tratamiento? Rápidamente la triste noticia de este suceso trascendió al mundo entero, quedando todos pendientes de su estado de salud, su evolución y su posible respuesta a los tratamientos administrados.


Desde entonces hasta hoy, todos hemos ido paulatinamente sofocando miedos. Los sanitarios hemos incrementado nuestro conocimiento sobre esta enfermedad, se nos ha comenzado a informar cómo detectar los posibles casos y poco a poco iremos recibiendo sesiones prácticas sobre cómo ponernos los trajes que nos permitan atender posibles casos de Ébola sin riesgo a contagiarnos.  La población también ha ido obteniendo más información sobre esta enfermedad y su transmisión, se han habilitado teléfonos de contacto para preguntar cualquier duda y están realizando un buen uso del servicio de urgencias.

No obstante, para aquellos que aún tienen alguna duda sobre este virus, quiero compartir por aquí pequeñas nociones de la enfermedad que genera, extraídas del protocolo que nos han enviado a los sanitarios para que, al conocerla un poco mejor, os ayude a sentiros algo más seguros:

El Ébola es un virus que puede sobrevivir en fluidos o en materiales desecados durante varios días(hasta 48 horas). Se inactivan con radiación ultravioleta y gamma, calentamiento durante 60 minutos a 60ºC o hirviendo durante 5 minutos. Son susceptibles al hipoclorito sódico y a desinfectantes. La refrigeración o congelación no inactiva estos virus. 
Se manifiesta en forma de enfermedad hemorrágica febril que comienza de forma brusca con fiebre, dolor muscular, debilidad, dolor de cabeza y odinofagia. Evoluciona con vómitos, diarrea, fallo renal y hepático, exantema máculo papular al 4º o 5º día y síntomas hemorrágicos que pueden ser en forma de hemorragias masivas internas y externas. En el estadio final, los pacientes desarrollan un fallo multiorgánico que progresa hacia la muerte o la recuperación a partir de la segunda semana de evolución. La tasa de letalidad es del 50-90%. No existe ninguna opción profiláctica (vacuna) o terapéutica disponible. 
El periodo de incubación es de 2 a 21 días. 
La transmisión se produce mediante: 
• Contacto directo con sangre, secreciones u otros fluidos corporales, tejidos u órganos de personas vivas o muertas infectadas. 
• Contacto directo con objetos que se han contaminado con fluidos corporales de los pacientes. 
• Transmisión por contacto sexual: puede darse hasta 7 semanas después de la recuperación clínica. 
• Además, la transmisión a los humanos también puede ocurrir por el contacto con animales vivos o muertos infectados. 
El inicio de la transmisibilidad está relacionado con la viremia y con la aparición de los primeros síntomas. Los pacientes asintomáticos no transmiten la infección. La transmisibilidad se incrementa a medida que evoluciona la enfermedad. 


Y por último, quiero dejaros el enlace a "CARTA ABIERTA A TERESA" que leí el otro día, digna de mencionar puesto que su autora refleja de forma cariñosa su apoyo a esta otra profesional a la que, desgraciadamente, su trabajo y entrega han puesto en peligro su vida.


Ánimo, compañera.

carta abierta a teresa

BIBLIOGRAFÍA: 
http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs103/es/
https://curaraveces.wordpress.com/2014/10/09/carta-abierta-a-teresa/





martes, 7 de octubre de 2014

MENSAJE DE inTRANQUILIDAD

sanitarios transportando enfermo de ébola


Esta mañana han corrido los rumores de que los Jefes sanitarios quieren transmitirnos al personal que trabajamos atendiendo a pacientes un mensaje de tranquilidad sobre la situación del Ébola en Madrid.

¿Tranquilidad? Pues yo estoy MUERTA DE MIEDO.

Actualmente trabajo muy cerquita del Hospital de Alcorcón, y en las guardias de la urgencia de hospital, de las que tanto hablo por este Blog, debo atender a personas sin saber en un inicio nada sobre ellas. Si vienen con fiebre, nos han dicho, nos pongamos una mascarilla y unos guantes y nos lavemos bien las manos... ¡¡¡Perfecto!!! Ahora sí que nos podemos tranquilizar. Es decir, una persona cumpliendo las medidas protocolarias, con escafandra y en un medio hospitalario habilitado para ello, se ha contagiado de una enfermedad que actualmente es insuficientemente conocida, devastadora (90% de mortalidad), intratable y su contagio incontrolable y exponencial; y pretenden que un sanitario de a pie (médico, enfermero, auxiliar, celador...) con una mascarilla, unos guantes y agua y jabón para las manos esté TAN TRANQUILO sin antes haberle formado e informado.

En mi opinión, ya se debatirá la dimisión de la ministra, la acertada o desacertada elección de traer a personas infectadas, lo mal o bien que se hacen las cosas en este País. Ya habrá tiempo para todo ello; no lo perdamos ahora. Ahora es tiempo de que nos pongan medidas de seguridad para los sanitarios que estamos en la puerta, y que arriesgamos nuestra vida a diario atendiendo a la gente. Es tiempo de que la gente avise lo más pronto posible de síntomas gripales o diarreicos con posible contacto de riesgo, así como de no colapsar las urgencias de los hospitales si no es estrictamente necesario. Es tiempo de que tomemos conciencia todos de lo grave de la situación, y lo que supone a nivel  Mundial. Es tiempo también de que, una vez más, como ha ocurrido en las grandes catástrofes en nuestro País, nos ayudemos entre todos a que esta terrible enfermedad no nos asole.

Y esto, por supuesto, NO es un mensaje de Tranquilidad, es un mensaje de Alerta, para estar todos preparados y dispuestos a poner remedio a lo que se nos avecina.

Aquí os dejo un teléfono de contacto y un correo, ofrecido por la comunidad de Madrid, donde podréis dirigiros para resolver vuestras dudas.


Teléfono y correo electrónico de información ciudadana
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...