domingo, 24 de julio de 2016

¿PROBLEMAS PARA DORMIR?


Saltaban alegres los dos rubitos. Aquella noche Papá les contaría un cuento. Desde que mamá murió, no lograban conciliar el sueño sin antes escuchar uno. Papá nunca disponía de tiempo para hacerlo, tenía mucho trabajo. A la hora de dormir, les acompañaba hasta su habitación dejando al viejo cassette de narrador. Ellos le insistían, cuéntanos uno, uno pequeño, aunque sea microscópico ; pero Papá pulsaba el play.

 Esa noche le aguardaron ansiosos desde su cama. Cuando Papá apareció, les besó en la frente y mirando sus ojitos expectantes, se sentó al borde de una de las camas. Carraspeó y tomó aire para comenzar, mas no había terminado la primera frase cuando, sonrientes, los pequeños ya dormían. Aquella noche el sueño les había abrazado sin esfuerzo.
(Cuento Microscópico, Calinela) 

6 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...