domingo, 12 de junio de 2016

DIETA para acabar con la DIARREA o el ESTREÑIMIENTO

Me proponía un lector (¡¡gracias!!) que hablara sobre alimentos para el control de nuestro tránsito intestinal, puesto que es algo que siempre nos trae de cabeza.

Desde tiempos remotos ese control del ritmo de nuestro intestino es algo que se nos resiste. Si hacéis memoria, seguro aparecen viajes marcados por una excesiva actividad intestinal (más de uno ya no viaja sin un antibiótico entre el equipaje) y vacaciones a vueltas con el micralax por su baja actividad.


Cuando hablamos de excesiva actividad nos referimos a la diarrea


Esa dichosa deposición que se caracteriza por ser o más líquida o más frecuente. Normalmente aparece consecuencia de algún virus (como ya hablamos en la entrada de GASTROENTERITIS) que afectando a la muscosa intestinal, hace que no se reabsorba bien el agua mientras se forman las heces y por ello aparezcan en mayor número o más acuosas (o ambas cosas).

No swimming, Norman Rockwell

Sin embargo, en otras ocasiones pueden aparecer por otros procesos inflamatorios que habría que estudiar más a fondo. ¿Cómo lo podremos diferenciar? 

Si las deposiciones contienen sangre, pus o moco, tienen una duración mayor de 3 semanas,o su aparición está directamente relacionada con un viaje al extranjero, ¡¡debería acudir a consultar con su médico!!, puesto que nos indicaría que podría tratarse de una diarrea inusual y que requeriría otros estudios o tratamientos.


Para el resto de diarreas, la RECOMENDACIÓN sería:
  1. Reponer el agua e iones que estamos perdiendo. 
  2. ¿Cómo? ¿Vale agua? ¿Valen bebidas isotónicas? El agua contiene una cantidad muy pequeña de iones y los preparados isotonicos suelen estar pensado para reponer pérdidas por sudor durante el ejercicio. Las pérdidas por diarrea requieren una reposición mayor, por lo que se recomienda se beba Suero Oral Hiposódico (de venta en farmacias) o Limonada alcalina (de preparación casera).
    Suero Oral Hiposódico: Suele venir en sobres. Habría que disolver un sobre en 1 litro de agua mineral sin gas e ir bebiendo sorbo a sorbo durante todo el día, todos los días que dure la diarrea.
    Limonada alcalina: a 1 litro de agua hervida, que dejaremos enfriar, se le añade zumo de 2-3 limones, media cucharilla de bicarbonato, media cucharilla de sal y 2-3 cucharadas de azúcar-sacarina. 
  3. Alimentación. Se aconseja la realimentación precoz, evitando aquello que ayude a perpetuar la diarrea:
  4. -. Leche y derivados
    -. Fruta y verdura cruda
    -. Dulces (pastelería, chocolate, caramelo...)
    -. Alimentos con excesiva grasa (fritos, embutidos, queso curado)
    -. Picantes, alcohol, café y tabaco.
    -. Refrescos con gas.
  5. ¿Usar fármacos? No se pueden poner diques al mar y tampoco barreras a la diarrea, es decir, se desaconseja el uso de antidiarréicos. Sin embargo, los probióticos en casos específicos sí podrían estar indicados.

Por otro lado, cuando hablamos de la baja actividad intestinal, nos estamos refiriendo al estreñimiento.


El estreñimiento viene definido por heces más duras o menos frecuentes. Para evitar este incómodo hábito, deberemos no sólo incidir en el tipo de alimentación, sino también fomentar otros tipos de hábitos saludables:
  1. Dieta rica en fibra que aumente el volumen de las heces. La fibra la podremos encontrar en la fruta (con piel), las verduras y los alimentos integrales.
  2. Ingesta abundante de líquido (sobre todo agua) para conseguir que las heces estén más hidratadas y que la deposición sea más blanda.
  3. Realizar ejercicio moderado de forma regular para ayudar así a la motilidad del intestino.
  4. ¿Utilizar fármacos laxantes? Existen fármacos lubricantes, osmóticos y estimulantes. Se podrían utilizar supositorios de glicerina o los microenemas (ambos lubricantes) para algún momento puntual. Los fármacos orales únicamente serán utilizados en casos determinados en los que su médico lo indique.


NOTA: Si nunca ha padecido de estos trastornos y comenzara, de forma mantenida en el tiempo, a sufrir estas variaciones, debería consultarlo con su médico.


BIBLIOGRAFÍA:http://www.fisterra.com/salud/2dietas/gastroenteritis_aguda.asp




4 comentarios:

  1. Una entrada genial!!!
    Me apunto unas cuantas cosas para decirlas en urgencias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :)
      Claro que sí! Apunta, apunta! jejeje

      Eliminar
  2. Gracias por la premura en contestar. Seguiré atenta a próximas entradas para aprender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada! Espero te sea útil!
      Gracias a tí :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...