lunes, 26 de mayo de 2014

"Hasta Siempre, Compañeros"


Otro año más llega el final de Mayo... y con él, las odiosas despedidas. De nuevo una promoción de R4 que termina; de nuevo muchos recuerdos que nunca se olvidan...


video


Ahora da comienzo una nueva etapa, de la mano de nuevos compañeros. ¡¡Bienvenidos a todos, R1!! Será fantástico ayudaros, orientaros y aprender con vosotros mientras nuevos recuerdos irán grabándose día a día en nuestras memorias.


Sentíos cómodos porque aquí estamos... en FAMILIA.



lunes, 19 de mayo de 2014

Medicina Humana... Ciencia Inexacta


Estás en la urgencia de Pediatría y llamas a un niño de 2 años. Le ves caminando hacia la consulta; va feliz, sonriendo, incluso se entretiene jugando con algún muñequito de los que tenemos por la sala. De pronto, llega el momento de pasar a la camilla y... comienza a llorar. Te desesperas porque no te deja auscultarle; intentas que su madre lo tranquilice... y no hay manera. Pero... ¡¡¡¿Por qué llora?!!!

Cuadro sobre Médico preparando una inyección para un niñoSi nos ponemos a pensar, a pesar de que la medicina cure, casi siempre es a base de dolor. Y eso un niño lo sabe desde el primer día que se le pone una inyección. Si nos fijamos, casi cada procedimiento diagnóstico, conlleva un daño (una biopsia te pellizca y arranca un pedacito de tejido; una radiografía te radia; una colonoscopia te rellena el intestino de gas y lo distiende; en una la analítica te pinchan...) y casi cada procedimiento terapéutico también (hacer una sutura, recolocar un hueso fracturado, las consecuencias de los quimioterápicos, la crioterapia...).

El otro día una compañera me recomendaba un par de artículos que versaban sobre el dolor y el papel del médico ante los pacientes que lo sufren. Uno de ellos, "Doler, duele", comenta que el paciente acude a urgencias movido por un dolor, y el médico trata de hacer un diagnóstico, encontrar la causa y deja erróneamente el dolor en un segundo plano. El otro, "No me rehuyáis la mirada", muestra una carta acerca de las voluntades de un paciente terminal, quien pide consuelo, apoyo, cariño... por parte de sus médicos, familiares y amigos en esa fase final de su vida, antes que someterlo a más pruebas ni encontrarle a todo respuesta.

Dar la mano un sanitario a un enfermo
Ambos, cargados de razón, nos recuerdan la esencia de nuestra profesión. La medicina es una ciencia inexacta (pues cada persona responde diferente ante un mismo síntoma o un mismo tratamiento) y es en esa inexactitud donde entra en juego la faceta más humana: nuestra capacidad de escuchar, aliviar y acompañar a los pacientes en su dolor. 

Pero en los últimos tiempos, tengo la sensación que todo esto está cambiando. La medicina, a pesar de los avances sigue siendo la misma ciencia inexacta; no obstante muchos pacientes no toleran su inexactitud. Es cierto que vienen a urgencias movidos por dolor, pero cuando les explicas que se ha descartado gravedad en su dolor, aunque no se sabe con certeza la causa y basas el tratamiento en analgesia... muchos se quedan inconformes e incluso no lo realizan (preservando así su dolor). No les basta que los tranquilices, que les expliques que no hay gravedad, les indiques dónde acudir si empeoran... no. Incluso hay pacientes tan intransigentes con la inexactitud que amenazan con denuncias... Y al final, quizás movidos por esta vorágine de situaciones, los médicos van refugiándose en la ciencia (piden más pruebas y ponen más tratamiento, aunque conlleven dolor) y tristemente, la faceta humana va quedando relegada sólo a quiénes transigen la inexactitud.

lunes, 12 de mayo de 2014

¡¡Pica, pica la Dermatitis!!

Manos rascándose

Con la entrada de la Primavera, muchas personas sufren alteraciones cutáneas, alérgicas e incluso psicológicas. Ya lo dice el refrán..."¡¡la primavera, la sangre altera!!".

Una de las alteraciones cutáneas que con más frecuencia vemos en esta época del año es la llamada DERMATITIS ATÓPICA. Muchos la conoceréis tan sólo de oídas, pero otros por haberla sufrido ya bien sea de bebé, de niño o de adulto, y es que tiene variantes para todas las edades.

Lesiones eritematosas descamadas pruriginosas
Eccema
¿Qué es la dermatitis atópica?

Es un cuadro de inflamación crónica de las capas superficiales de la piel, que se suele dar en personas con trastornos alérgicos y  aunque la causa no se conoce con exactitud, parece estar relacionada una producción excesiva de anticuerpos (como la IgE) ante diferentes estímulos. 
Puede ser que los factores hereditarios jueguen un papel importante en el desarrollo de este cuadro.
Suele cursar con sequedad de la piel, picor, descamación y enrojecimiento, dando lugar a lesiones cutáneas llamadas Eccemas.

No existen pruebas específicas para su diagnóstico; éste se basa en la historia clínica y el examen físico.

Formas de Presentación.

-Lactante (2meses-2años). El Eccema afecta a la parte delantera de los brazos, piernas, mejillas o cuero cabelludo. La zona del pañal no se suele afectar.

-Niño (>2años) y Adulto. El eccema afecta más a parte posterior del cuello, pligues de los codos  parte posterior de las rodillas. Otras zonas que se pueden afectar son la cara, muñecas y antebrazos.


Localización más frecuente


¿Cómo puedo tratarla? Consejos

1. Eliminando todos aquellos factores que empeoren el eccema, como son:
- Calor, transpiración, ambientes secos.
-Exposición a ciertos productos químicos o soluciones de limpieza como jabones, detergentes, perfumes, cosméticos, lana, fibras sintéticas, polvo, humo de cigarrillos...
-Estrés emocional o ansiedad.
-Cambios bruscos de temperatura.

2. Utilice prendas de Algodón.

3. Emplee detergentes para la ropa, indicados especialmente para pieles sensibles.

4. Enjuague bien la ropa después de lavarla.

5. Quite las etiquetas de las prendas de vestir para evitar roces o irritación.

6. En los niños, lave la ropa antes de utilizarla por primera vez para eliminar el exceso de tintes que pueden irritar la piel.

7. Mantenga la piel bien hidratada:
- Utilizar cremas espesas o ungüentos (vaselina líquida) que al contener poca cantidad de agua, hidratan mejor la piel.
-Duchas cortas (<10 minutos), evitando agua muy caliente.
-Utilice jabón suave, sin perfume.
-Inmediatamente después de la ducha, secar la piel suavemente con una toalla sin frotar, aplicando posteriormente la crema o ungüento.

8. Tratamiento del Eccema:
-Deberá acudir a su Médico para que valore el estado de las lesiones y prescriba medicación tópica (como pueden ser los corticoides tópicos, de aplicación durante un tiempo limitado con objetivo de disminuir las áreas de más inflamación). En caso de brote severo, podrían indicarse corticoides sistémicos.

9. Tratamiento del picor:
-Deberá acudir a su Médico para que valore el inicio con tratamiento antihistamínicos orales que alivian significativamente el picor.
-Puede aplicar apósitos húmedos que ayudan a calmar e hidratar la piel, reduce el picor, el enrojecimiento, favorece la eliminación de costras y previene las lesiones por rascado.
-Para evitar que el niño se rasque, mantenga cortas sus uñas. Ponga en su cuna o cama una sábana suave y haga que duerma con calcetines de algodón en las manos (si los tolera).


BIBLIOGRAFÍA: http://www.dermapixel.com/2012/10/dermatitis-atopica-el-cuidado-de-la.html






domingo, 4 de mayo de 2014

Feliz día, Mamá



Hace poco vi un video como este que se ha extendido por internet y las redes sociales sobre el inicio de la vida; son imágenes extraídas del documental de Nils Tavernier "La Odisea de la Vida".

Hoy yo lo traigo hasta mi Blog a fin de agradecerle a mi madre en especial, y a todas las madres en general, el maravilloso milagro del que han sido partícipes y que a día de hoy, sigue siendo alucinante y asombroso hasta para la Ciencia.

Tu me engendraste, me pariste, me cuidaste, me educaste y ayudaste a crecer... Todo lo que Soy y cuánto Tengo te lo debo a TÍ. Feliz día, Mamá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...